Tenia ganas de escribir una entrada sobre esto y las dudas de @Barbijaputa sobre mi forma de actuar ante la noticia de la supuesta violación de una joven en Málaga me ha animado a escribirla:

Es deporte en las redes sociales que cuando surge la noticia de un hecho trágico como un asesinato o una violación mucha gente  se apunta al linchamiento del ‘presunto’ agresor. Pido perdón por escribir ‘presunto’, sé que cuando sale la noticia se da el trato de culpable al sospechoso porque en los titulares hay que ahorrar espacio, aunque supongo que también hay un poco de eso de darle algo de vidilla a la justicia, aunque sea la de la marabunta social de internet.

Cuando me entere de la noticia de la violación en las ferias de Malaga, lamenté que cosas así sigan sucediendo y en la falta de pedagogía existente, pensé en los esfuerzos que se realizan y que merece la pena compartir como esta publicidad:

Si tienes que usar la fuerza es violación.

Al poco, ví un argumento magistral resumido en  140 caracteres explicando lo ridículo de culpar a la víctima de una violación:

Estrategia que precisamente es la que el gobierno emplea sin terminar de acertar cual tiene que ser el verdadero objetivo, como los 10 consejos básicos para evitar una violación traducidos en esceptica.org:

  1. No pongas drogas en las bebidas de las mujeres.
  2. Si ves a una mujer caminando sola por la calle, déjala tranquila.
  3. Si te detienes para ayudar a una mujer cuyo automóvil se ha averiado, recuerda no violarla.
  4. Si estás en un ascensor y una mujer entra, no la violes.
  5. Nunca te cueles en la casa de una mujer por una ventana o puerta sin pestillo. No la asaltes en el aparcamiento, ni la violes.
  6. ¡Pide ayuda a tus amigos! Si eres incapaz de abstenerte de agredir personas, pide a un amigo que te acompañe cuando estés en lugares públicos.
  7. No te olvides: no es sexo si lo haces con alguien dormido o inconsciente. ¡Es violación!
  8. Lleva contigo un silbato si te preocupa que puedas atacar a alguien “por accidente”. Puedes entregárselo a la persona con la que estés para que pida ayuda.
  9. No lo olvides: la honestidad es la mejor política. Si tienes la intención de tener sexo más tarde con tu cita independientemente de lo que ella quiera, dile directamente que existe una alta probabilidad de que la violes. Si no comunicas tus intenciones, ella podría tomarlo como una señal de que no planeas violarla e, inadvertidamente, sentirse a salvo.
  10. ¡No violes!

Y sobre todo pensé en un hombre: Diego, su hijastra y un crimen que no fue más que un accidente.

No sé si os acordaréis, de esto hace ya 5 años:

(5.11.2009) Detienen a un hombre por causar lesiones y quemaduras a una niña de tres años.

Como puede ser que alguien haga algo así a una criatura de 3 años. No lograba explicármelo.

(27.11.2009) Fallece la niña de tres años agredida por el novio de su madre en Tenerife.

Si, yo también pensé que el que tenia que morir era él y no la niña. Aún recuerdo la bilis, el odio, el brinco que pegue de la silla de la mala hostia que me entró. Tenía las pruebas delante de mi, los periódicos lo decían y se habían filtrado informes, no necesitaba más pruebas que los titulares para considerar a ese hombre la escoria más abyecta de este país.

(02.12.2009) El acusado por error de maltratar a la niña de Tenerife: “Me han tratado peor que a un terrorista”.

Inocente, yo que había deseado lo peor a esa persona… es inocente. Con todo lo que se fue filtrando, partes medicos, sospechas, detenciones… y al final, no fui más que un títere de mis sentimientos y los titulares. Me erigí en juez, jurado y verdugo… de un INOCENTE.

Me lo tomé muy a pecho, aprendí por las malas que no puedo juzgar basándome en titulares donde las palabras supuesto y sospechoso solo aparecen en el texto de la noticia. Me prometí que no volvería a juzgar a nadie en casos donde mis emociones o mi ideología no me permitieran ser lo más objetivo posible a la hora de formarme una opinión, por muchas pruebas y artículos que leyera, esperaría a que alguien con autoridad en el tema se pronunciara. Preferiblemente, la justicia.

Si, es arriesgado fiarse de la justicia porque también falla, es lenta, muchas veces ofrece una justicia que no entendemos en lugar de la venganza que deseamos. Pero la experiencia me dice que falla mucho menos que los opinólogos de Twitter y Facebook, y que respeta a ambas partes, tanto víctimas como agresores, por mucho que en nuestras entrañas los deshumanicemos y sean monstruos para que sea más fácil odiarlos, no dejan de ser personas con derechos.

A @Barbijaputa le parece que mi forma de actuar en estos casos más que sensata y lógica con los datos que tengo es:

No alimentaré esa ira ni en mi mismo ni en otros juzgando y compartiendo una opinión públicamente que puede ser errada. No se puede condenar una violación o un homicidio teniendo por prueba el mero hecho de que haya salido en las noticias o que así lo diga un titular. Hasta que las noticias no hablen de un juez que diga o sentencie o como mínimo desaparezca la palabra presunto o sospechoso más allá del titular, prefiero callar. Lo hice en el caso de José Breton y no por eso cometí un error.

Yo ya condené a un inocente, y ya son demasiados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: