Todo comenzó de la forma mas inocentemente posible, el CM de @Aula_Joven plantea un debate:

El enlace llevaba a un articulo llamado “Coaching y/o psicología”. Reconozco que empieza bien, hablando de como se inició el coaching en EEUU para mejorar el rendimiento de un deportista (quien no lo sepa en inglés un “coach” es lo que en España llamamos “entrenador”). Esta practica se extendió y llegó al mundo empresarial. 

Después pasamos a lo que viene siendo el meollo de la discordia:

Muchos psicólogos mencionan que las técnicas del coaching son basadas en la psicología y que se trata de una rama que se debe basar en dicha disciplina, […].

A mi entender los psicologos reclaman que existe intrusismo profesional. Me gustaría destacar que incluso entre psicólogos existe el sesgo de que un psicólogo o es clínico o no es psicólogo. Ya sea de forma involuntaria o intencionada parecen omitir a los psicólogos básicos (aquellos que estudian la conducta en laboratorios), los psicólogos sociales, los psicólogos del deporte, los psicólogos del desarrollo, psicólogos de la educación, psicólogos forenses… si, fuera de las clínicas también hay psicólogos. Y este detalle importante parece que en el imaginario popular de lo que es un psicólogo se omite. En realidad el problema de los psicólogos es que no se saben vender, la psicología científica tiene un problema de marketing, pero esto es materia para otro post. Como veis, la imagen del psicólogo y el diván no es solo un tópico desfasado sino que es una ínfima parte de lo que era y es el termino “psicólogo”.

Pero si los psicólogos se encargan de tantos campos quizás os preguntareis… ¿por que han dejado de lado un terreno tan importante como el empresarial? La respuesta es, no lo han hecho. La psicología del trabajo y las organizaciones cuyos principales objetivos son “mejorar el rendimiento y la productividad así como potenciar el desarrollo personal y la calidad de vida laboral de los empleados en el trabajo” se encarga de ello. Sospechosamente parecido a lo que hace el coach de la entrada, ¿no? La clave es el marketing y el desprestigio que sufre la psicología científica en manos de amigos y enemigos. ¿Por que inventar algo que ya esta inventado? Por que sin tener que buscar evidencias, sólo experiencias positivas de lo que dices es mas fácil vender lo que quieres y hasta puede sonar mejor.

Después de este inicio pasa a hablar un poco más detenidamente de la relación entre la psicología del deporte y el coaching, y es al final de este párrafo donde aparece la primera frase… sospechosa:

El coach en la empresa y el psicólogo del deporte no tienen autoridad institucional sobre sus clientes y también disponen de menos experiencia y conocimientos pero su ventaja es el conocimiento de determinados procesos psicológicos que les permite, desde un punto de vista externo, observar y juzgar lo establecido con mayor objetividad, pudiendo añadir un punto de vista muy valioso.

Necesitaría que la autora del texto aclarase su intención porque está poco clara. Pone al coach al mismo nivel de conocimientos en sus respectivos campos, pero no menciona los conocimientos de un psicólogo de las organizaciones con el de un coach empresarial. Me habría gustado más esa comparación, aquí tengo la sensación de que se mezclan churras con merinas.

Y llegamos al tercer párrafo. Lo siento, después de rehacer muchos borradores tratando de ser delicado a la hora de abordarlo me temo que la única forma de acercarse a él es con un bate de baseball… o un lanzallamas.

El párrafo empieza hablando de las diferencias existentes entre psicoterapia y coaching, enlazando como fuente a una pagina web sobre coaching, personalmente hubiera preferido una web especializada en psicología o aún mejor, un paper.

Por un lado el coaching está enfocado en el presente y el futuro mientras que la terapia también tiene en cuenta el pasado.

No se mucho de coaching, pero veo complicado no tener en cuenta el pasado de alguien a la hora de intentar que ese alguien obtenga mejores resultados. A fin de cuentas, por algo le habrán llamado, ¿el rendimiento del cliente solo se verá afectado por su presente y el objetivo? ¿El bagaje de experiencias que haya ido acumulando esa persona no son relevantes o influyentes? La frase suena bien hasta que te paras a pensar lo que realmente implica. Sigamos, por favor agarraos que llegan las curvas:

Además, en la terapia la fuente principal de información siempre es el cliente mismo, pero en el coaching también se pueden tener en cuenta personas cercanas, la familia o el entorno laboral.

Aquí nos encontramos con la primera gran mentira, es como decir que la principal fuente de información de un maestro es el niño mientras que el entrenador de su equipo de fútbol también puede tener en cuenta lo que le aportan sus amigos y familia. En terapia el psicólogo (como el maestro) echa mano de todo lo que le puede ayudar a su cliente, amigos, familia. Siempre que el cliente dé su consentimiento, un psicólogo debe respetar el código Deontológico. Negar esto es reconocer un profundo desconocimiento de lo que es una terapia y alimenta aún más las falsas creencias sobre ellas.

Por si las cosas todavía no eran lo suficientemente confusas para el publico en general:

En la terapia se considera que el problema es interno del propio cliente y que es allí dónde tiene que resolverse, pero el coaching considera que “el problema radica en la mezcla entre la persona y su entorno”,

Que en terapia el problema sea interno… no termino de verlo claro, y por tanto no entraré al trapo. La segunda parte de la oración la resumí en twitter así:

Y ten cuidado que los conductistas son muy suyos y lo mismo el coach es su hermano gemelo malvado y no lo saben. Después llega una frase que es todo verdad:

por lo que el coaching va enfocado en el crecimiento personal y el desarrollo de las capacidades del individuo y la terapia se enfoca en resolver los problemas psicológicos o psicopatológicos que pueda tener el cliente.

El coaching y la terapia se encargan de dos nichos profesionales distintos. La cuestión aquí es como dije anteriormente que se mezclan churras con merinas. Se esta hablando de las intervenciones de un psicólogo clínico con alguien con alguna psicopatología, no de un psicólogo de las organizaciones y el trabajo. Se omite a todo un campo de la psicología como si no existiera. Y lo que más me sorprende es que lo omite una psicóloga que ha estudiado precisamente una parte de ese campo… Para terminar este párrafo se intenta asociar el coaching con una nueva rama que intenta tener cabida dentro de la psicologia.

En general se podría decir que el coaching es una rama de lo que se llama psicología positiva, estando enfocado en los resultados y el futuro más que en el problema y el pasado. La psicología positiva quiere ayudar a que personas puedan estar mejor mientras que la terapia pretende resolver problemas de individuos a los que su situación les impida llevar una vida diaria normal.

Personalmente creo que esto daría para otro post,  ya hemos visto que la psicología tiene muchas ramas que estudian la conducta desde distintas perspectivas: clínica, social, educación… así como de los distintos procesos psicológicos (psicología básica) como la percepción, la atención, la memoria, el lenguaje, el aprendizaje o el razonamiento. No son sólo asignaturas de la carrera, son campos de estudio que aportan los conocimientos a los psicólogos para que estos puedan aplicarlos y ayudar a la gente a mejorar su calidad de vida. No sólo ayudar al que tiene algún tipo de problema o trastorno, los cuales serian los psicólogos clínicos a través de las terapias, sino también los psicólogos de Recursos Humanos en tu lugar de trabajo, en los colegios aquellos especializados en la psicología de la educación, o los psicólogos forenses ayudando a la justicia, ¿para que inventar una rama especializada en el buen rollo y sus virtudes? Pero por ahora la psicología positiva tiene un problema de no tener unas bases solidas. No os equivoquéis, la psicología positiva tiene hueco siempre que se lo gane con datos y ciencia, no con buenrollísmo. Lo sé, es una idea radical pero si seguimos esa senda terminaremos no siendo mejores que las pseudociencias con las que muchos ya nos confunden.

Para terminar la autora resume las dos posturas, presenta al psicólogo:

El psicólogo sostiene que dispone de mayor conocimiento sobre los procesos psicológicos, técnicas de intervención y por lo tanto de una mayor capacidad analítica de la situación que puede presentar el cliente, por lo que está más capacitado para ejercer de coach, ya que al ser capaz de ayudar a pacientes con problemas psicológicos graves, estará muy capacitado para aportar una mejora en el bienestar de las demás personas.

y después toma las palabras de unos coaches (las negritas son mías):

las personas que no son psicólogos pero ejercen como coaches cuentan que el gran conocimiento y la capacitación científica de la que disponen los psicólogos puede ser una barrera para ser un buen coach, ya que impide ver el lado humano y natural del cliente. El psicólogo se distrae en identificar los errores pero el coach enfoca en lo que podría ir mejor, ejerciendo su profesión a un nivel muy personal y adaptado al individuo independientemente de los libros que se puede haber leido sobre este tema.

Si, habéis leído bien, según esos coaches saber más te hace menos competente. Lo sorprendente es que la autora es psicóloga, dentro de la rama de Recursos humanos… si yo que soy estudiante de Psicologia he encontrado ultrajante la entrada en general y las palabras de esos individuos en particular no sé como ella  ha omitido su campo en todo el post y repetido indolente las palabras de gente que la estaba insultando…

Como comprenderéis en mi TL se armó un buen revuelo. Pero alguien estaba dispuesto a romper una lanza por la autora, @TalVodevil y @laurarosa_27 le echaron un capote a su compañera.

Para que conste aquí estamos hablando ya de algo distinto, el coaching del que habla la autora llega a justificar que la formación interfiere con ser buen coach (casi buen profesional en general), a fin de cuentas aunque prometió dar su opinión del tema se limita a repetir las opiniones de otros por lo que entiendo que las comparte, mientras que ellas defienden un coaching basado en datos. La pregunta es… ¿realmente es necesario? ¿Tenemos que reinventar la rueda cada X? La psicología es una ciencia joven, que por desgracia tiene una imagen popular anticuada, llena de sesgos e interpretaciones erróneas. Va siendo hora de poner orden en casa y fuera de ella. La labor va ser titánica, pero por algún lado hay que empezar y este es mi grano de arena.

Mi más sincero agradecimiento si te has leido todo el texto hasta aquí, me gustaría indicar que ninguna persona fue devorada en el transcurso de la critica y posterior debate, así como agradecer las aportaciones de @psicodgomez y @GuidoBCor

Anuncios

Comentarios en: "Coaching y @Aula_Joven, la réplica." (1)

  1. Muy interesante. Hace unos meses realicé un curso de coaching a través de la UNED y por lo menos en el curso siempre se trató el coaching como una subrama o una herramienta de la psicología con lo cual me gustó mucho y aprendí bastante. Muy lejos de lo que pretende venderse actualmente… lo que a mi en particular me toca bastante los… las teorías. Pero oye, que hoy en día parece que lo único importante es vender y un coach es no menos que Dios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: